Esto parece que va en serio

El líder llegaba al Ciutat de València con la estadística a su favor. El Levante, último clasificado, aún no había conseguido marcar en Liga, mientras que la portería catalana seguía virgen. La mejor defensa frente al peor ataque. Y el partido no dio lugar a sorpresas. Los de Luis Enrique siguen resolviendo sus partidos con ímpetu y solvencia, y la montonera defensiva de Mendilibar aguantó hasta que Neymar abrió el pastel a pase preciso de Messi. Cinco asistencias lleva ya el diez en el campeonato, y su conexión con el brasileño ya es real. La celebración del primer gol fue afectuosa y el rostro feliz de Messi sincero.

La nota negra del partido la puso el propio Neymar al tener que marcharse tocado después de torcerse el tobillo. Un esguince, según Luis Enrique en sala de prensa. La discusión posterior con el doctor Ricard Pruna, que pidió el cambio sin la aceptación del delantero, hubiera dado que hablar si el partido no se hubiera puesto tan de cara. Algunos tildarán la actitud de Neymar como ambiciosa, del que quiere estar siempre en el campo para aportar, pero la temporada es larga y no había motivos para arriesgar. El narcicismo de los futbolistas es enorme. El de Neymar también. Como dijo Del Bosque en el Mundial, los jugadores piensan solamente en ellos mismos, mientras que el cuerpo técnico en el equipo entero. La cara del brasileño en el banquillo era un poema a pesar de los goles que seguían cayendo en el marcador.

Su sustituto, Sandro, no desaprovechó la oportunidad y volvió a marcar. Ya lo hizo en Villarreal y repitió en el Ciutat de Valencia. A diferencia del fino estilismo canterano azulgrana, el canario es potencia y resolución, como así demostró a los dos minutos de entrar. “Llegar y besar el Sandro”, leí en un divertido comentario tuitero.  La irrupción de los jóvenes ensombrecen el juego de Pedro, goleador pero con poca influencia en el juego. Tampoco estuvo fino Mathieu, algo  nervioso. Lo bueno del equipo es que Luis Enrique ha conseguido dar importancia a cada uno de ellos, y la inconsistencia de uno es la aportación de otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s