Los tanques catalanes no se paran: sonríen y avanzan

Francia y Alemania. Inglaterra y Escocia. Estados Unidos y Rusia. Oriente. Todos. El mundo lo ha visto. Otra vez. Ni la censura ni el desprecio han podido detener la voz del pueblo. La legítima voluntad de una sociedad convencida. #AraEsL’Hora.

Ara és l’hora de recoger la espiga labrada los últimos años: el honor de reconocernos soberanos a pesar de la soledad y abandono de todos aquellos demócratas de discurso encorsetado. Sí, hablo de Europa y de Alex Salmond, líder independentista escocés. Incluso él, reivindicativo y orgulloso de su quimera nacional, se ha negado a comparar los dos procesos: “nosotros actuamos bajo la legalidad vigente”. Otro que se ampara en el marco legal. Otro que nos rehúye por apestados. Otro que falla. Gracias y adiós.

Estamos solos. Como siempre. Estamos fuertes. Como nunca. El músculo que Barcelona ha mostrado al mundo no debe perder ni un ápice de su fuerza: nuestra genuina y convencida voluntad de hacer las cosas al revés. Como toca. Riendo. Soñando. Perseverando.

Porque sólo así lograremos torcer toda  resistencia legal y burocrática a la que hemos sido sometidos. Que no nos engañen. Los sentimientos son indestructibles. Los sentimientos son intocables. ¿La Constitución? Un proceso tan necesario como obsoleto, único argumento expuesto por el centralismo que desfallecerá por la propia debilidad estructural. El mundo evoluciona. El sistema también. Nada es perenne. El tiempo corre.

Ara és l’hora de seguir caminando. De no detenernos hasta que los barrotes constitucionales crujan. Hasta que el peso de la coherencia tumbe los pilares del Estado, tan caducos, tan inválidos. Ara és l’hora de mostrar a todos aquellos venidos de tan lejos que lo que han visto hoy no ha sido más que otra gran manifestación. De deseo y anhelo. De libertad. Y que no, que no vamos a caer en ninguna provocación. No actuaremos como quieren. No nos cansaremos. Ni sacaremos ningún tanque a la calle, básicamente porque no tenemos ni tendremos. La calle es de la gente. De las ilusiones. La calle es nuestra. El futuro también. El mundo lo ha visto.

Anuncios

One thought on “Los tanques catalanes no se paran: sonríen y avanzan

  1. Aprecio la vertiente poética y épica de su artículo “els tancs catalans no s’aturen…” Entiendo que como catalán que eres y te sientes estés orgulloso de las imágenes de la “Diada” de ayer. Intuyo que incluso aquellos que no comparten los sentimientos expresados por los casi dos millones de asistentes a la manifestación de ayer, concuerdan en el alto grado de civismo, disciplina y anhelo contenido de los mismos. Una manifestación de tal calibre es el mejor camino para experimentar orgullo colectivo. En el mundo de hoy este sentimiento desemboca en orgullo nacional, o sea en el nacionalismo.

    Históricamente, el nacionalismo, cóctel de emociones y doctrina, ha movido la mayor parte de los grandes acontecimientos de la humanidad en la época moderna con resultados muy dispares.

    En la historia de la humanidad, los defensores de sus postulados han sido reconocidos como héroes si ganan en sus desafíos y son tratados como traidores si los pierden. La misma Historiografía se encarga de borrar del mapa a los perdedores y construir la Historia al servicio de los vencedores.

    Como catalán que yo también soy, deseo éxito a los centenares de miles de personas que ayer salieron en defensa de sus ilusiones y sus utopías. Únicamente quiero añadir que una sociedad civilizada debe entender y apreciar a los centenares de miles que no piensan igual.

    Que tinguem sort…

    Sidney

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s