Empar Moliner puede estar tranquila. Messi ya ríe

Leía el otro día un artículo de Empar Moliner sobre Leo Messi donde explicaba que viendo una reposición de un partido del Barça de hace años, le llamó la atención la sonrisa del delantero cada vez que marcaba.

Moliner, una periodista con gusto a gin-tonic por la dificultad de empatizar con ella al conocerla, pero que se convierte en imprescindible después de tres sorbos, puso el dedo en la llaga a pocos días de empezar la Liga recordando el pobre rendimiento del argentino el año pasado y, peor aún, la sensación de que el diez era alguien infeliz.

Una semana y mucha incertidumbre después, transcurridos los 90 minutos del primer partido oficial del equipo, me imagino a la Moliner exultante por la victoria azulgrana, asegurando a todo aquel que esté a su lado que sí, que aquest any sí, que Luis Enrique a parte de guapo es excepcional, que con el Messi del partido del Elche todo es posible, y que imagínate al Barça cuando Neymar y Suárez se sumen al argentino.

Y no es cuestión de variaciones tácticas, del empuje de Munir, de la solvencia de Rakitic y Mathieu o la suposición de Bravo. Simplemente es una ingenua mueca en el rostro de Messi, la insinuación de sus dientes mientras se para en un córner a la espera del abrazo de sus compañeros.

Messi volvió a marcar. Messi volvió a sonreír. Empar Moliner ya puede respirar tranquila.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s