Si juega Neymar, Martino se pondrá en evidencia

3

A pocos días del Clásico de la Liga española, con el campeonato en juego, las dudas recaen en la posible alineación del cuadro catalán frente al todopoderoso equipo madridista. Las especulaciones no son triviales teniendo en cuenta la tremenda magnitud de Neymar en el entorno azulgrana y el evidente buen estado de forma que Pedro y Alexis han mostrado en los últimos partidos, especialmente en la goleada frente al Levante.

Se supone que la grandeza del partido obliga a los entrenadores a usar sus mejores armas para intentar alzarse con un triunfo tan resultadista como moral, y en este sentido está claro que por talento y calidad Neymar debería ser elegido. El problema es que a nivel de juego y de prestaciones, Pedro e incluso Alexis están actualmente unos pasos por delante, no solo por rendimiento sino por actitud e implicación en la hoja de ruta azulgrana. Neymar parece estar pagando el revuelo festivo-mediático de su entorno y los juzgados; y los pitos del algún sector del Camp Nou además de su atónita mirada atónita en el banquillo durante el festival de Messi y compañía, evidencian su convulsa realidad.

Plantear el partido de Madrid supone para Martino un problema a la vez que la posibilidad de convencer al aficionado, y más importante aún, a la plantilla, de que su proyecto e ideario tienen la coherencia para alargar su estancia en Barcelona, algo incierto a estas alturas. Sentar al brasileño enfortecería su figura, a la vez que probablemente facilitaría la mejor versión de Messi, difuminada cuando está junto a Neymar. El vestuario agradece la entrega de Pedro y Alexis partido tras partido, y su hipotética suplencia sería mal vista de puertas adentro.

Teniendo en cuenta los precedentes (los partidos ante el City, básicamente), es muy posible que Martino prefiera fortalecer el centro del campo con la inclusión de Busquets y los peloteros, obligando a jugar con solo dos puntas, Messi garantizado. Así, si el once sale de inicio, el banquillo del Bernabéu contaría con la presencia de tanta dinamita ofensiva, Alexis y Pedro, como de su intrínseca intensidad defensiva. La presión y el hambre de los extremos no solo le faltan al brasileño, sino también a Messi, y en su caso más que nunca.

El partido del Bernabéu es la última oportunidad para reengancharse al tren de la Liga y demostrar que el Barça tiene cuerda hasta el final de temporada. La duda es si con la certeza de que Martino está con el mando absoluto o si el peso del club y el entorno han hecho mella en su seguridad y convicción. Empezar o no con Neymar dirá mucho de él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s