El inestable futuro de las jóvenes promesas azulgranas

A pesar de asegurar que cuenta con ellos, las rotaciones de Martino no incluyen a los canteranos, que ven como se quedan sin minutos a pesar de la sobresaturación del calendario.

Analisis_Jovenes_FCB

Hace unos días Jonathan Dos Santos aseguró que de no haber sido por la llegada del Tata, se habría marchado cedido a la Real Sociedad en busca de minutos y un hueco en la selección mundialista. Pero después de un mes de competición oficial, los datos no avalan la decisión del centrocampista, quien solamente ha disputado 15 minutos en seis encuentros disputados.

La realidad del  mexicano es muy parecida a la de los otras promesas de la plantilla, que han visto como sus participaciones no se corresponden con lo que podían esperar con la llegada del técnico argentino. El aterrizaje del nuevo entrenador llevaba un mensaje de confianza para los jóvenes y la pretemporada fue consecuente al dar oportunidades a todos los miembros de la plantilla, además de hacer participar a jugadores del filial.

Pero con la llegada de los partidos importantes, Gerardo Martino parece haberse olvidado de la profundidad de su plantilla, lo que ha perjudicado claramente al sector juvenil del equipo. El caso más impactante es el de Bartra. Si con Vilanova ya no tuvo demasiadas oportunidades, con el rosarino parece que va por el mismo camino. A pesar de no haber encontrado un central de garantías en el mercado, y con Puyol aún de baja, el central catalán ni ha debutado, obligando a Piqué y Mascherano a sumar  todos los minutos posibles de competición. Las rotaciones propuestas por el Tata no afectan la defensa, y otro canterano, Montoya, tampoco ha tenido la oportunidad de sudar la camiseta.

La marcha de Thiago al Bayern provocó que la dirección deportiva  se planteara la opción de buscarle un sustituto. Lo encontró en casa, en la figura de Sergi Roberto, pero el de Reus solo ha intervenido en dos partidos sumando 13 minutos en total. A pesar de ser una de las grandes promesas de la cantera, Martino tampoco le tiene mucho en cuenta, y se ha caído de la convocatoria en varias ocasiones.

El que mejor lo tiene es Tello. Con un perfil diferente y muy explosivo, sus características se adaptan más al estilo más vertical que el Tata quiere implantar, pero la competencia en la delantera es mucho más intensa. Hasta la fecha, es el único que puede presumir de una titularidad y de haber disputado tres partidos.

Casos aparte son los de Oier y Cuenca. El primero es el tercer portero, por lo que le va a ser muy difícil ponerse los guantes, mientras que el extremo se lesionó de gravedad cuando el técnico ya le comunicó que no contaba con él.

De momento la gestión de la plantilla se está basando exclusivamente en los pesos pesados, a pesar de la saturación del calendario. Habrá que esperar para ver si de momento es una etapa de transición con la intención de consolidar el proyecto, o si realmente Martino confía tan poco en los jóvenes valores de la casa. Sea como sea, el equipo debe aprender de los errores para no llegar fundido a la parte decisiva de la temporada, como ya pasó el curso anterior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s