Querer ser los más grandes: Neymar y Messi

La integración del brasileño al equipo está siendo rápida y positiva. De su conexión con Messi dependerán parte de los éxitos del equipo catalán esta temporada. 

Messi_Neymar_EFE

 

Cuando a finales de junio el Barcelona le ganó la partida al Real Madrid en la contratación de Neymar, los profetas del planeta futbol vaticinaron una explosión de talento en el ataque del equipo catalán, al unir la velocidad y el gol de Messi con el regate y el ritmo del brasileño.

Sin duda, el fichaje del habilidoso delantero abría una nueva etapa en el campeón de la liga española, mayoritariamente por el hecho de aligerar el peso de la responsabilidad ofensiva a Lionel Messi. El argentino aporta uno de cada tres goles del conjunto azulgrana desde 2009, lo que explica la dependencia del equipo.

Con un sistema y estilo reconocidos por los grandes del continente, el juego del Barça fue “esclavo del tiki-taka”, según reconoció Piqué hace unos días en una entrevista a la Gazzeta dello Sport. Sus palabras, que crearon polémica en los medios españoles y catalanes, explican la imposibilidad del equipo de salirse del guión incluso conscientes del mal estado físico de algunos jugadores, Messi incluido. Sin la brillantez del de Rosario, el Barcelona no fue superior en ninguna en las eliminatorias decisivas de la Champions o la Copa del curso pasado. Algo debía de cambiar.

Neymar, fantasía, samba y cierta provocación, no solo vino para abrir otro frente ofensivo más allá de las gambetas de Leo, sino para “ayudarle a mejorar”. Pero de momento las profecías de aquellos que equiparaban la nueva pareja barcelonista a los niveles de Pelé y Garrincha, Maradona y Careca o Di Stefano y Puskas, tendrán que tomarse un tiempo para convertirse en realidad. Es una evidencia que el impacto de Neymar en el juego ofensivo de Martino ha ido creciendo exponencialmente hasta ser el mejor del pasado encuentro frente al Sevilla, pero también es una realidad que hasta la fecha la mejor versión de ambos jugadores no ha coincidido en la hierba.

No ayuda la disposición táctica que Martino propone para Messi, algo retrasado e incluso pegado a la banda izquierda en algunos momentos. Su zona de influencia se reduce en cada metro que se aleja del área, y en ocasiones parece situarse de mediapunta en vez de delantero centro, donde se destapó como goleador voraz. Así, la conexión más esperada por los aficionados del Camp Nou es difícil que se produzca.

El juego de Neymar, muy directo e incisivo, necesita adaptarse al estilo de sus compañeros, más asociativo que profundo. Las propias carreras de Messi, centradas y más cortas, se apoyan en algún compañero, y ya lejos quedan aquellos eslálones que lo convirtieron en el mejor extremo izquierdo del mundo. El brasileño recuerda, a veces, a los primeros años del argentino en el primer equipo, cuando su propia calidad le invitaba a querer desatascar los partidos  solo.

Pero un mes después del debut oficial del ex del Santos con la elástica azulgrana, se puede ser optimista con el futuro ofensivo del Barcelona. Neymar sorprende día tras día, asume responsabilidades y parece haberse liberado de la timidez de los primeros partidos. La defensa del Sevilla se rompía cada vez que el brasileño corría con el balón, y únicamente la sangría menguó cuando al delantero se le acabó la gasolina, algo que también mejorará con las semanas.

La sociedad de élite que formaban Iniesta, Xavi y el propio Messi ya cuenta con otro distinguido miembro: talento exquisito y distintos recursos. Los mecanismos irán puliéndose y las defensas ya no tendrán tan fácil sus objetivos de destrucción. Así, cuando el equipo consiga tocar sus mejores melodías para bailar al son de sus dos artistas, el espectáculo estará asegurado. Entonces, ya sí, el fútbol podrá elevar a Neymar y Messi a los altares de las grandes duplas. Calidad no les falta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s