El Barcelona salva sus imprudencias (3-2)

El Barcelona se llevó la victoria en el descuento, después de dejar escapar una ventaja de dos goles a falta de diez minutos. Messi estuvo flojo y Neymar fue el mejor. El Sevilla pudo merecer más (Foto: FCB.com).

2013-09-14_BARCELONA-SEVILLA_43-Optimized.v1379191398

Bernat Coll (@Bernatti)

Barcelona

El fútbol se convirtió en locura en el último cuarto de hora cuando se vieron cuatro goles en un Camp Nou que hasta ese momento había vivido un partido algo insulso, y que no intuía tener que esperar hasta el descuento para asegurarse la victoria.

Tuvo que ser Alexis, silbado en ocasiones, quien rompiera las tablas de un partido poco brillante al inicio, excitante al final. El Barcelona fue bastante irregular y no mostró la seguridad defensiva exigida en algunos momentos, lo que fue aprovechado por un Sevilla que mereció algo más.

Victoria aparte, es el tercer partido consecutivo que el Barcelona gana por la mínima y sufriendo hasta el final. En demasiados momentos el equipo parece bloquearse y no encontrar la fluidez habitual, e incluso permite que el encuentro entre en fases de descontrol. Ante el Sevilla el equipo no lo pagó por poco, aun habiendo conseguido una ventaja de dos goles a falta de veinte minutos.

Martino dio entrada a Tello para acompañar a Messi y Neymar en el once. El extremo es uno de los pocos jóvenes que parece contar en la política de rotaciones. La defensa, de momento, es inamovible, y conocedor de los pocos efectivos en el eje, el aficionado se cuestiona el por qué del ostracismo de Bartra o Montoya.

El Sevilla llegaba en pleno cambio de ciclo. Sin iconos como Negredo o Navas, la grandeza de los sureños era más relativa, y su posición en la tabla, sin victoria alguna, no parecía asustar a los azulgranas.

El partido no se puso nada fácil para los locales. A pesar de un inicio efervescente, el Sevilla consiguió bloquear las llegadas del conjunto de Martino. Messi, retrasado y demasiado pegado a la banda no entraba en juego, y las acciones ofensivas se basaban en el atrevimiento de Neymar. El crack brasileño recibió continuamente el balón y mostró su inacabable talento en diferentes acciones, especialmente en un autopase de tacón que dejó en evidencia a su marcador.

La aparición del ex del Santos conlleva dos lecturas. Por un lado aumenta las opciones de ataque del equipo y descarga de responsabilidades a Messi, pero a la misma vez parece diluir el desequilibrio del astro argentino, con quien no acaba de conectar por la distancia entre ambos en el campo.

Ni uno ni otro consiguieron ver portería, y tuvo que ser Dani Alves, en una llegada al segundo palo, quien pudo rematar un centro para adelantar al Barcelona cuando su juego era más espeso.

Sin control del partido

No mejoró el encuentro en el segundo tiempo. El Sevilla siguió defiendo el marco a pesar del resultado, pero con el paso de los minutos y los cambios se atrevió a mirar el marco de Valdés con más continuidad. Piqué y Mascherano, enormes, tuvieron que emplearse más a fondo para cortar las carreras visitantes e incluso los de Emery consiguieron marcar a la salida de un córner, pero el árbitro lo anuló por una falta inexistente.

El susto pareció despertar al equipo, que se dio cuenta de su propio conformismo. Tuvo que ser otra vez Messi, en uno de sus partidos más pobres, quien pusiera tierra de por medio después de rematar a la red un pase de Neymar dentro del área. Fue la única conexión entre los dos genios, a la postre decisiva.

Pero duró poco la tranquilidad en un Camp Nou reivindicativo después de la cadena humana que cruzó el territorio el pasado miércoles reclamando la independencia catalana. Rakitic, culminando un gran partido, consiguió recortar distancias a falta de un cuarto de hora.

Con el gol llegaron los mejores momentos del encuentro, sumido en un caos de ir y venir en las dos porterías. Los visitantes pudieron haber empatado en un cabezazo que se fue alto, y Neymar pecó de generoso, o tímido, al ceder a Messi cuando lo más fácil hubiera sido rematar desde el área pequeña.

El descontrol complicó la vida al Barcelona, muy incómodo en este tipo de situaciones, y con la sensación que el equipo había perdido totalmente la solidez en el mediocampo. El Sevilla apretó a Valdés en los minutos finales, haciendo sufrir a los catalanes como lo hizo el Valencia la pasada jornada.

A diferencia del partido de Mestalla, la decepción llegó al Camp Nou después de que Coke rematara libre de marca un córner a la red cuando el reloj ya marcaba el minuto 90. Y peor podría haber sido si el posterior chute de Marin hubiera cogido más efecto.

Pero la victoria busca a aquellos que la llaman, y el Barça, en su segunda parte más irregular del campeonato, siguió empujando hasta el final. Messi llegó a la línea de fondo y, después de que Beto rechazara con el pie, Alexis consiguió derribar la portería y sumir en éxtasis al estadio.

FICHA TÉCNICA

  • FC Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Alba (Adriano, min. 13); Xavi, Busquets, Iniesta; Tello (Alexis, min. 65), Messi, Neymar.
  • Sevilla CF: Beto, Coke Cala, Navarro, Alberto, Cristóforo (Marin, min. 74), M’bia (Trochowski, min. 63), Rakitic, Jairo (Rabello, min. 83), Vitolo, Gameiro.
  • Goles: 1-0, Alves (min. 36); 2-0, Messi (min. 75); 2-1, Rakitic (min. 78); 2-2, Coke (min. 89); 3-2, Alexis (min. 93)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s