Saber sufrir para ganar (2-3)

Messi adelantó a los catalanes con tres goles, pero el Valencia nunca se dio por vencido y rozó el empate. El juego de los de Martino fue algo más fluido que en encuentros anteriores.

Messi_Valencia

Pocas victorias serán tan celebradas como la conseguida hoy en Mestalla ante el Valencia. Tuvo que sufrir el Barcelona para llevarse unos tres puntos que parecían seguros después del enésimo hat-trick de Leo Messi en el minuto 40, pero que casi neutralizó el conjunto de Djukic cuando se topó con el poste cuando el marcador reflejaba 2-3 a falta de cinco minutos del final.

Debía responder el equipo de Martino a las victorias del Real Madrid y el Atlético, ambos con pleno de victorias, y el rosarino quiso hacerlo sin Xavi ni Alexis. Al catalán y al chileno les tocó descansar esta vez, inmerso el equipo en la rueda de rotaciones que debe garantizar la frescura de toda la plantilla.

Después de un rendimiento menor del esperado en los últimos partidos, el Barcelona afrontaba el choque como una reválida, y en muchas fases del encuentro la pasó con notable. En otras, aprobado justito.

El partido empezó con un ritmo altísimo e intenso. El Valencia tiró la línea de presión muy arriba y dificultaba la salida controlada del balón de los azulgranas, pero su valentía defensiva la pagaría caro muy pronto. En menos de 10 minutos el equipo catalán ya había marcado dos goles. El primero, de Neymar, anulado por fuera de juego, y el segundo, totalmente válido, de Messi.

Ambos goles respondieron al perfil más vertical que Martino quiere implantar en el juego del equipo. Los pases en profundidad hicieron mucho daño a un Valencia con demasiados espacios en la retaguardia, y con el tanto, el Barcelona se encontró sobradamente cómodo.

Poco a poco el Valencia iría recuperando terreno y Pabón tuvo el empate en un chute a bocajarro que Valdés interceptó a falta de diez minutos para el descanso. El primer aviso local abriría la caja de Pandora. La locura llegó a Mestalla, y un derroche de fútbol y goles estuvo a punto de indigestársele a un Barcelona que creía haber cerrado el partido. Messi, siempre a punto, apareció de nuevo por partida doble desde dentro del área para echar tierra de por medio en el marcador. El tercer gol, por cierto, llegó después de la primera conexión decisiva del argentino y Neymar en esta Liga.

Ante la falta de tiempo y por la grandeza del rival, nadie esperaba la brava y rápida reacción del equipo de Djukic. Lejos de lamerse las heridas, afrontó un resultado demasiado abultado y justo antes del descanso Postiga despertaba a su afición con dos goles seguidos, el primero de ellos de bella factura tras una media tijera. Mestalla vibraba de éxtasis y veía a los suyos con opciones de llevarse el partido.

Desatado, el equipo local repitió a la vuelta del descanso la salida entusiasta del inicio del partido, y enfrente se encontró a un Barcelona algo más tibio. Intentaron los catalanes rebajar las revoluciones del encuentro, sin que esto se tradujera en conseguir el control.  Las fuerzas, en ambos lados, ya empezaban a escasear.

A pesar de que las carreras valencianistas hacían daño a la defensa catalana, las ocasiones eran azulgranas. Un par de chutes lejanos de Messi y un peligroso cabezazo de Pedro hacían enmudecer a la afición local.

El partido se movía en un arenal que beneficiaba el juego más descontrolado del Valencia, más cómodos en estas circunstancias. El Barcelona seguía sin pasar claros apuros, pero en ningún caso respiraba con tranquilidad.

Y como en la primera mitad, el tramo final del partido se convirtió en un hervidero de ocasiones, pasión y ritmo. Todo lo que no había ocurrido en la segunda parte se concentró en los últimos diez minutos. Comenzó  Messi fallando dos remates claros y respondió el Valencia con un chute al poste. El partido, totalmente roto, era un ir y venir de jugadores encabritados de área a área. Otra vez Messi la rompió en el área, pero Alves, inconmensurable, volvió a repeler el disparo. El Valencia, que siempre creyó en el empate, siguió empujando hasta el final, pero sus centros acabaron en nada.

Con tres victorias en tres partidos, el conjunto del Tata seguirá líder dos semanas más, cuando el campeonato se reanude después del parón por los compromisos internacionales.

FICHA TÉCNICA

  • Valencia CF: Alves; Joao, Rami, Ricardo Costa, Guardado; Javi Fuego, Michel; Pabón, Banega (Feghouli, min. 68), Canales (Jonas, min. 68); Postiga.
  • FC Barcelona: Valdés, Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Cesc (Dos Santos, min. 80), Sergio, Iniesta; Pedro (Tello, min. 72), Messi y Neymar.
  • Goles: 0-1, Messi (min. 10) ; 0-2, Messi (min. 38) ; 0-3, Messi (min. 40) ; 1-3, Postiga (min. 43) ; 2-3, Postiga (min. 45)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s