El ciclismo optimista

En 2013, el ciclismo tendrá que olvidar los escándalos de este año y seguir creciendo como deporte para garantizar el éxito y el interés de los espectadores

El imbatible Sky ni existía hace tres años.

Dicen que los optimistas viven de media hasta diez años más que el resto de mortales. El optimista es aquel elemento que delante de las adversidades tiende a seguir su idea sin que el entorno le condicione, seguro de su éxito. En caso de fallo, error o fracaso, generalmente añade este aprendizaje a su cesta de experiencias para tenerlo en cuenta en la próxima aventura.

En el bando contrario, los pesimistas tienen la magnífica capacidad de evaluar el entorno antes de realizar cualquier acción o mostrarse en público, a la vez que son excepcionales en el arte de recitar el mítico “Yo ya te lo decía” en el momento adecuado.  Si va dirigido a un optimista, aún mejor.

Después de la tormenta Armstrong, el segundo bando enarboló su estandarte para recordar que, como ellos ya sabían, el ciclismo está corrupto y podrido; que fíjate que todos los integrantes del podio en los años del tejano fueron implicados por dopaje a excepción de Escartín; y que al fin y al cabo los mejores médicos trabajan para el lado oscuro en vez de servir a la sociedad y luchar contra la gran lacra. Ellos “ya lo sabían”.

Negar que el ciclismo sufre la convulsión de la investigación de la USADA sería absurdo, como también se sufrió en el atletismo americano con el escándalo Balco que hundió a Marion Jones, o en tantas otras películas de final amargo.

La gracia es que las carreras no se paran. Con o sin Armstrong, las ruedas seguirán rodando. Duele ver la Volta a Cataluña con cartel poco atractivo, o que el III Gran Premio a Quebec esté por encima de las históricas Semana Catalana o Vuelta a Burgos a nivel de puntos UCI, pero en la época de la globalización el progreso se llama internacionalizar. Y eso es lo que el ciclismo ha hecho esta última década. Una expansión imparable que ha infectado inexorablemente más y más regiones del planeta.

Esta temporada 2012, el UCI Pro Tour ha contado con hasta 13 equipos con nacionalidades distintas, tocando los cinco continentes a excepción de la siempre olvidada África. Hace ocho años, el US Postal era el único no europeo entre los 20 equipos de la máxima categoría que se repartían únicamente en 8 países diferentes.

Ver japoneses en el pelotón ya no es una novedad, y los premios de Californa, Qatar u Omán atraen a grandes estrellas de la bicicleta sin estar en el circuito World Tour. Algo está cambiando.

El viejo Rabobank se va y al mejor de la historia del Tour nos lo tumban. El ciclismo se muere, dicen aquellos. Pero a la vez aparecen absurdos megaproyectos repartidos por el mundo como los del Orica GreenEdge, Movistar, Sky o Katusha, quienes creyeron en las bicis a pesar de la Operación Puerto, de Rasmussen, de Vinokourov, del solomillo o de tantas otras desgracias.

Los optimistas, aquellos que vivirán más si el estudio no miente, nos han traído un desfile británico en París, las impagables batallas de Purito y Contador, los peleones canguros del Sur con su captain Gerrans al frente, y más momentos de pasión y gloria una temporada más.

Estos últimos, con “nuestros” Neil Stephens y Allan Davis en sus filas, confirmaron su segura longevidad al colgar un divertido video versionando la conocida canción de Carly Rae Jepsen, “Call Me Baby”. Humor australiano. Humor necesario.

Es hora de mirar hacia adelante, de aprender de los errores y de volver a empujar este deporte para que coja velocidad después de un pinchazo. Año tras año, el apocalipsis llega demasiado tarde. Seguimos vivos. Optimistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s